Compañías estadounidenses de cruceros reafirmaron que siguen apostando por Cuba como un importante destino turístico.

Washington (RHC) Varias compañías estadounidenses de cruceros reafirmaron este año que siguen apostando por Cuba como un importante destino turístico.

A finales de 2017, representantes de las principales líneas norteamericanas del sector expresaron en La Habana la necesidad de estrechar los vínculos y el propósito de continuar los recorridos al país vecino, pese al recrudecimiento de las medidas prohibitivas de la administración de Donald Trump.

Como confirmación de esa voluntad, Norwegian Cruise Line, Regent Seven Seas Cruises y Carnival Cruise Line dieron a conocer en febrero el incremento de sus salidas a la mayor isla de las Antillas.

En el caso de la primera de esas líneas difundió que por primera vez La Habana figura en su programa del próximo otoño a bordo de la embarcación Norwegian Sun, con excursiones de siete días o más que zarparán desde Miami, Florida.

De acuerdo con la firma, ofrecerá viajes todos los domingos desde el 9 de septiembre hasta el 14 de octubre, con paradas en Great Stirrup Cay (Bahamas), Costa Maya (México), Harvest Caye (Belice) y la capital cubana.

En un comunicado el presidente y director ejecutivo de la firma, Andy Stuart, manifestó que esos nuevos itinerarios ofrecen a los huéspedes una notable variedad de experiencias, con un día y una tarde para la inmersión cultural en La Habana.

Cuba ha sido un gran éxito para Norwegian Cruise Line. La Habana es un destino fabuloso y los comentarios de nuestros huéspedes han sido tremendamente positivos”, manifestó la especialista en Relaciones Públicas Andrea Sugranes.

A su vez, Regent Seven Seas Cruises difundió el 20 de febrero pasado que tiene previstos ocho recorridos con estancias en puertos cubanos desde finales de este año y hasta la primavera de 2020.

Por su parte, Jason Montague, presidente y director ejecutivo de la empresa, expresó que se enorgullece de haber sido la primera línea de lujo en América del Norte que visitó Cuba y estamos encantados de ofrecer más oportunidades para que los viajeros visiten un destino histórico y rico en cultura.

En esas ocho rutas futuras los huéspedes recibirán presentaciones informativas de expertos y académicos, y disfrutarán del servicio distintivo y personalizado de parte de todos los miembros de nuestro personal y tripulación, añadió.

Harrison Liu, representante de Relaciones Públicas de la compañía, precisó el pasado febrero que la embarcación Seven Seas Mariner, con capacidad para 700 personas, irá al país vecino el 10 de octubre de 2018 y el 15 de octubre de 2019.

Por su parte, el Seven Seas Voyager, de similar capacidad, partirá hacia la isla el 6 y 16 de diciembre próximo; y el 6 de febrero y 5 de marzo de 2019; mientras el Seven Seas Navigator, que puede transportar a 490 viajeros, saldrá el 11 de noviembre venidero y el 25 de abril de 2020.

Además de un alto en La Habana, esas rutas comprenden paradas en la central ciudad de Cienfuegos y en la oriental Santiago.

En tanto, Carnival Cruise Line promovió que en 2019 ofrecerá 17 nuevas salidas a Cuba a bordo del crucero Carnival Sensation, con experiencias de cinco días que comenzarán en la sureña ciudad de Miami.

Los programas incluirán un día en La Habana, así como paradas en puertos populares del Caribe y Las Bahamas, incluidos Gran Turca, Gran Caimán, Nassau y los destinos privados de Half Moon Cay y Princess Cays.

El texto agregó que esos recorridos complementan una serie de viajes a Cuba desde Tampa a bordo del Carnival Paradise, que tendrán lugar en 2018 y 2019.

Christine Duffy, presidenta de Carnival Cruise Line, agregó que los cruceros inaugurales a bordo del Carnival Paradise recibieron una respuesta excepcional de los huéspedes.

A decir de la directiva, la mayor isla de las Antillas es un destino buscado y están encantados de brindar a sus clientes más oportunidades de experimentar y explorar ese fascinante país.

El Carnival Sensation, una embarcación con capacidad para dos mil 52 pasajeros, brindará cuatro viajes de cinco jornadas a La Habana y Gran Turca los días 20 de mayo, 9 de septiembre, 18 de noviembre y 16 de diciembre del año próximo.

Realizará cinco giras de igual duración por la capital cubana, Nassau y Half Moon Cay el 17 de junio, 15 de julio, 12 de agosto, 23 de septiembre y 4 de noviembre.

Además, el 22 de abril partirá rumbo a La Habana, Nassau y Princess Cays.

“Los huéspedes que naveguen en los cruceros por Cuba pueden elegir entre casi 20 experiencias diferentes de excursiones en tierra que muestran la vibrante cultura de la isla, su majestuosa belleza y los monumentos arquitectónicos centenarios”, indicó el comunicado.

En sus respectivas declaraciones las tres líneas de cruceros recordaron que las visitas a la nación antillana cumplen con las regulaciones del Departamento estadounidense del Tesoro que permiten a los operadores transportar a viajeros aprobados a Cuba.

Debido a las restricciones impuestas por Washington, los norteamericanos tienen prohibido viajar a la mayor de las Antillas como turistas, una situación a la que se oponen numerosos sectores e incluso políticos y miembros del Congreso los cuales promueven proyectos para cambiarla.

Pese a tales regulaciones, y a las advertencias de la administración Trump que llamaron a sus ciudadanos a no ir a Cuba, el país antillano recibió a casi 620 mil estadounidenses en 2017.